14:09h. Jueves, 23 de enero de 2020

unasur

Chile se retira de Unasur, que queda con sólo tres miembros de importancia: Uruguay, Venezuela y Bolivia

Entre las razones del retiro se encuentran la parálisis ejecutiva del organismo por varios años, la enorme burocracia y el costo que esta implica para los contribuyentes, y la politización e ideologización imperantes actualmente en la institución.

Ayer en la mañana el presidente Sebastián Piñera anunció, a través de una minuta, que Chile se retirará del acuerdo ‘Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas’, más conocido como Unasur, creado el 2008 a instancias del entonces presidente de Venezuela Hugo Chávez.

Antes de Chile seis de los países integrantes, Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú ya habían anunciado sus salidas. De este modo quedarán sólo cinco países en el bloque, dos de ellos, Surinam y Guyana, de diminuto tamaño y sólo tres de importancia: Venezuela, Bolivia y Uruguay.

Las razones del retiro son múltiples y las entregó el presidente en dicha minuta así como el canciller Ampuero en declaraciones a la prensa.

Unasur, dice el documento, “se encuentra institucionalmente acéfala, sin que un secretario general pueda ser nombrado hace más de 24 meses”. Añade que, durante el año pasado, “prácticamente se mantuvo sin actividad y el calendario estuvo desierto de reuniones de los órganos de Unasur”.

Continúa la minuta resaltando la carga económica que implica para los contribuyentes: “Por años, no se han realizado Cumbres Presidenciales, sosteniendo una burocracia regional onerosa para nuestros contribuyentes, absolutamente paralizada y alejada de los temas con real incidencia en el desarrollo de la región”.

Además, agrega el documento que el organismo se ha politizado: Unasur “se ha alejado de los principios que inspiraron su creación, y hoy es una institución altamente politizada e inefectiva”, de modo que “en las actuales circunstancias, no es posible renovar ni revivir Unasur”.

Por su parte el canciller Roberto Ampuero abundó en las razones del retiro: “en la práctica, Unasur es un cadáver desde hace años. No se reúne, no funciona y está acéfala, convirtiéndose más en un obstáculo que un promotor de la integración sudamericana”.

El ministro agregó que “cinco países ya renunciaron a Unasur. En ese escenario, es completamente inviable revivirla”.

Finalmente Ampuero negó las acusaciones de los partidarios de permanecer en el organismo, de que el retiro era por razones "ideológicas": “Aquí no hay una decisión contra una tendencia política o contra un sector político. Sino una decisión pragmática, pues la integración es necesaria y Unasur no tenía las condiciones para permitir esta integración”.

 

Foto: ATON